5M6A1255 copia.jpg
 

Estudió en Santiago de Chile en Ecole Culinaire Francaise, trabajando paralelamente en restaurant Puerto de Fuy, período en que obtuvo galardón al “Mejor Restaurant” de Santiago y su chef, Giancarlo Mazzarelli, como “Mejor Chef de Chile”.

Posteriormente Álvaro se estableció en Lembach, Francia, para hacer un stage en el Relais & Chateaux, 2 estrellas Michellin, Auberge du Cheval Blanc, donde tuvo la oportunidad de  aprender el rigor, el profesionalismo, el amor y respeto por los productos, propios de la escuela europea.

 Con la intención de seguir en la misma línea, al llegar a Chile literalmente tocó la puerta a Carlos Meyer, el afamado chef y dueño del restaurant Europeo, donde tuvo la oportunidad de aprender de él  por dos años.  Luego Carlos decidió vender su restaurant y los nuevos dueños le ofrecieron hacerse cargo de la cocina del restaurant, teniendo a Francisco Mandiola como chef ejecutivo. En este exigente desafío, su compromisofue, junto a su equipo, de seguir con los estándares y calidad que Europeo había instalado en la escena gastronómica de la capital, cautivando a sus comensales y a la crítica gastronómica.  En esta etapa, Álvaro Romero, tuvo la oportunidad de explotar con libertad su creatividad y, por sobre todo, salir a conocer y a buscar más proveedores y productos para que pudieran ser integradas a la cocinade Europeo.

 Luego de 2 años de intenso trabajo, emprendió su próximo desafío, en la fase de preapertura del hotel The Singular, que fue hacerse cargo de un puesto al que nunca antes se había visto confrontado, pues hacerse cargo de toda el área gastronómica en un hotel, desde su proyecto, desarrollo, apertura y puesta en marcha.

 Durante ese proceso, Álvaro Romero tuvo la oportunidad de estar en The Singular Patagonia que, sin duda fue un valioso aporte a su filosofía de trabajo y  complemento a su ya iniciado camino en pro del respeto y amor por nuestros productos.

 En marzo de 2015 se presentó un nuevo desafío para este joven chef: hacerse cargo íntegramente del Restaurant Europeo, donde actualmente ya lleva, junto a su equipo, casi un año y medio, sorprendiendo a la crítica nacional y extranjera y cosechando varios reconocimientos (Chef revelación 2015, otorgado por revista Wikén y posteriormente también por el Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino. También fue elegido como uno de los “100 líderes jóvenes” por revista del Sábado de El Mercurio y la Universidad Adolfo Ibáñez).